pastoral1

La pastoral educativa escolar hace referencia a la presencia cristiana en la acción educadora que se realiza en la escuela. La base de la pastoral educativa es el diálogo evangelizador de la fe con la cultura y dentro de esta tarea hay un aspecto fundamental: la educación cristiana de los niños y jóvenes.

La verdadera educación debe procurar la formación integral de la persona en orden a su fin último y al bien común de la sociedad de modo que los niños y jóvenes puedan desarrollar todas sus capacidades físicas e intelectuales y también religiosas y morales. La educación en la fe potencia, desarrolla y completa la formación humana. De ninguna manera debe entenderse como un proceso educativo paralelo, sino que, proporciona la clave definitiva de la dignidad de la persona y la posibilidad de su realización. El espíritu evangélico debe manifestarse en un estilo cristiano de pensamiento y de vida que impregne a todos los elementos del ambiente educativo.

La escuela católica es un lugar de acción pastoral, no sólo por las actividades complementarias o extraescolares de carácter religioso que se realicen, sino por la naturaleza misma de su misión, directamente dirigida a formar la personalidad cristiana.

A modo de síntesis recordamos tres razones por las que es importante la Pastoral escolar:

En la escuela la formación humana y la formación religiosa quedan integradas.
En la escuela se establece la síntesis entre la fe y la cultura.
En la escuela el alumno puede discernir las diferentes concepciones de la persona a la luz del Evangelio.